26 December 2006

NUEVAS FOTOS RECIBIDAS





3 Comments:

Blogger Sergio I. Gajardo Ugás said...

Sería fácil caer en lugares comunes e intentar hacer apologías desde uno u otro bando.

Sería inútil tomar partido, añorando todo tiempo pasado o haciendo leña del árbol caído.

Sería impropio y de mal gusto celebrar cuando una familia sufre, o callar de impotencia cuando otras atravesaron también por el dolor hace ya treinta años.

Sería falto de tino enaltecer en demasía a un ser como nosotros, polvo del polvo, tierra de la tierra, frágil como TODOS: humano, defectible, lleno de luces y de sombras.

Sería poco feliz llenarnos la boca de encendidos discursos, y tratar de explicar, como jóvenes apasionados que fuimos (o que somos) apenas una parte de lo sucedido: Intentar atrapar lo inasible, o explicar paradójicamente lo inexplicable: el silencio.

Vislumbrar apenas aquello que no vemos, aquello que no vivimos en carne propia, o aquello que interpretamos desde nuestro prisma desajustado: esa eterna pieza de puzzle que siempre habrá de faltar.

Mientras las pantallas del mundo entero se disputan la noticia, mientras los diarios del planeta cambian a la carrera sus portadas e imaginan cuantos ejemplares más podrán vender, mientras Chile vuelve a estar por un par de días en boca de todos…un hombre yace en silencio, en un profundo silencio.

Es un silencio ininteligible, un silencio lleno de eternidad.

Mientras eso sucede, algún oportunista tratará de vestirse de nuevo el traje de líder fiel que llevaba “in ilo tempore”. Su oponente, a su vez, tratará de reverdecer sus escarapelas de guerrillero, azuzando a las huestes de plaza Italia con una desabrida botella de champán en la mano y una arenga anacrónica en los labios.
Unos y otros se llenarán la boca de pomposas palabras. Pero sabemos que los ríos más profundos son siempre los más silenciosos.
Mientras ellos gritan, mientras la verborrea se impone y los insultos se suceden, mientras se exacerba la tensión y las ya casi olvidadas diferencias vuelven a polarizarnos…un hombre descansa en silencio, en un profundo silencio.

Un silencio que se transforma en el espacio donde las cosas pueden ser reinterpretadas. Un silencio que es desafío y llamada al mismo tiempo.
Una invitación sutil y velada a la espera, al recogimiento, a la apertura, a lo eterno.
Ciertamente esa quietud deja atrás y supera la banalización de lo perenne, la farandulización en vivo del dolor, y nos invita a postergar la discusión valórica, política e ideológica, para un momento mejor: el momento apropiado, cuando estemos ya todos sentados a la mesa, cuando los ánimos se calmen y el tibio pan amasado de mano en mano sean el signo de la comunión recobrada entre hermanos.

Un hombre yace en medio de todos en silencio, en un profundo silencio.
Los pobres, los niños, los ancianos conocen muy bien ese lenguaje.
Entonces callemos.
Dejemos que ese silencio nos hable.
Dejemos que el silencio nos cuente a cada uno su propia historia: una historia que no termina en esta tierra…una historia que es un “disparo a la eternidad”.

(*)Psicólogo PUC, Pdte. Fundación por un Hombre Nuevo

11:03 AM  
Blogger nicolas grum said...

Por que los pinochetistas escriben siempre tan largo? Necesitan de muchas palabras para justificar algo que no tiene pies ni cabeza.
Que bueno saber que es sicologo para no ir nunca donde usted

12:18 PM  
Blogger el del cubo azul said...

interesante la creacion de este blog.. pero no merece dar mayor vueltas a un asunto como este.

Deberian hacer un blog con los logros de esta GRAN DEMOCRACIA, con los robos, MOP, ferrocarriles, transantiago, hospitales mal cosntruidos e incompletos, carceles anegadas, viviendas sociales en ruinas,los beneficios a muchos supuestos exiliados y victimas desde el bolsillo de todos..
el fracaso contra la delincuencia y la necesidad de una mano firme contra esta lacra y no esta seguidilla de fracasos...

desalojo no mas!

12:09 PM  

Post a Comment

<< Home